Elegir entre mantilla o velo el día de tu boda

Cargando...
Mujer con el pelo recogido luciendo un velo de novia

¡Pronto llega tu gran día y estás muy emocionada decidiendo cosas de tu look! Si una pregunta recurrente es ¿mantilla o velo? ¡Estás en el lugar indicado! Sabemos que cuando se trata de elegir los complementos de tu boda, una de las decisiones que aportan más dilema es cuál de estos dos elegir.  

Ambos son artículos elegantes y con un toque clásico que pueden aportan ese toque especial a tu vestido de novia. ¡Sigue leyendo y descubre más de los dos! 


Mujer luciendo un velo de novia largo con perlas y transparencias

La mantilla de novia: Tradición y elegancia española

La mantilla se conoce por ser un accesorio de origen español, ¡sí, como lo lees! Y actualmente además de ser un símbolo de elegancia, también es un símbolo tradicional que usan las novias que desean lucir ese toque más castizo. Está confeccionada en tejidos como chantilly, organza o blonda. A diferencia del velo, la mantilla está bordada de encaje en su totalidad. 

Además, la mantilla de novia es un artículo muy versátil, ya que se puede colocar y sujetar de diferentes formas. Por ejemplo, con broches, peinetas, diademas o tiaras. ¿Cuál te gustaría más? Algo que también debemos resaltar es que, a diferencia del velo, las invitadas también pueden lucir una mantilla como accesorio.  

El protocolo dicta que la novia utilizará la mantilla únicamente durante la ceremonia, y que debe cubrirle los hombros. Se espera que la mantilla sea larga y de un color claro, pero no debe ser nunca más clara que el vestido de novia. Si se usa peineta, esta debe ser de nácar y tener una altura que sea proporcional a la de la pareja.   

Dependiendo del gusto de cada novia, hay diferentes y originales formas de colocar la mantilla. Puede ser como con peineta, con un estilo goyesco. Sujeta a la melena, con un estilo más pirata, o debajo de un moño, entre otros. Si queremos evitar que la mantilla se mueva, lo ideal es fijarla al vestido en la zona de los hombros.  


Mujer con mantilla de novia blanca

El velo de novia: Misterio y romanticismo 

El velo de novia es un accesorio atemporal que las novias han usado durante siglos. Un velo es una tela semitransparente que se confecciona con tejidos ligeros como la organza, el chantilly o el tul, muy similar a los materiales que usa la mantilla. Un velo puede ser liso o puede estar adornado con detalles como bordados, encajes o perlas. ¿A ti como te gusta más? Porque esto es algo que dependerá de tu gusto personal, y por supuesto, de tu vestido de novia. 

Lo más típico suele ser un velo que cubre todo el rostro de la novia mientras camina hacia el altar. El padre suele retirar el velo al entregar a la novia, o también puede ser el novio que el que lo retire al momento de darse el beso, una vez casados. Aunque también existe la opción de llevar el velo sin cubrir. 

Ten en cuenta que el protocolo dicta que el velo debe ser lo suficientemente largo para cubrir los hombros descubiertos de la novia en caso de llevarlos así. También hay que pensar que la longitud debe ir acorde con el tamaño de la iglesia. Tradicionalmente, el velo se solía retirar al llegar a la suite nupcial. Sin embargo, hoy en día, muchas novias deciden quitárselo una vez acaba la ceremonia. 

¿Qué llevar en mi boda, mantilla o velo? 

Como regla general, tu vestido de novia será el factor más influyente a la hora de elegir si lucir mantilla o velo. El vestido será el protagonista y gran estrella, y todos los accesorios deben girar en torno a él. Aunque cada vestido se adapta a un velo o mantilla, tu gusto personal es crucial a la hora de elegir. 

El velo puede complementar cualquier estilo de vestido y corte. Puedes optar por velos sencillos para vestidos minimalistas o recargados, velos amantillados para vestidos con encaje o velos cortos a capas para vestidos rectos sin ornamentaciones. La mantilla luce especialmente bien con vestidos de novia sencillos, rectos y sin encajes ni bordados, ya que visualmente puede resultar demasiado recargada si se combina con un vestido voluminoso o con detalles excesivos. 

Peinado de novia con mantilla o velo 

Otro aspecto que debes tener en cuenta es el peinado que lucirás. No todos los velos y mantillas quedan bien con todos los tipos de peinados. El peinado debe ser el protagonista y el velo o la mantilla deben complementarlo, no opacarlo. Por lo tanto, es esencial encontrar un equilibrio entre el peinado y los accesorios para asegurarte de que te sientas hermosa y cómoda en tu gran día. Si no quieres llevar ninguno de los dos, un tocado refinado y a tu gusto también es una opción válida. Simplemente, piensa en cómo deseas lucir tu pelo ese día y decide después, quizá siempre te imaginaste con un recogido elegante o tal vez simplemente quieres llevar el pelo suelto con un tocado, ¡todas las opciones son buenas! 

Finalmente, si tienes piezas familiares o prestadas que deseas incorporar a tu look, debes tener en cuenta que pueden tener un gran valor sentimental, pero no siempre encajarán a la perfección con el conjunto general. Es importante que evalúes si estas piezas complementarán o competirán con la mantilla o el velo que elijas. 


Mujer con vestido de novia con escote corazón y velo de novia

Elige con seguridad entre mantilla o velo en tu gran día

Es importante conocer las diferencias y similitudes entre velos y mantillas, y en general cualquier accesorio que vayas a lucir en tu boda. ¡Ahora ya tienes la información gracias a Pronovias! Así que lo más importante es que elijas lo que te haga sentir más cómoda y segura. Será un día muy especial que recordarás siempre, así que lo más importante siempre es que tú te sientas genial. ¡Disfruta tu día! 

Compartir este artículo

Anterior Siguiente
pronovias

Selecciona tu país

Si seleccionas tu país te mostraremos información, eventos especiales y promociones exclusivas en tu zona.